jueves, 12 de julio de 2012

EL CLARINETE ROTO...

"METÍ EN LA VIEJA MALETA QUE UN DIA FUE BLANCA, SUS CUATRO TRAPOS... ME QUEDE CON SU CLARINETE ROTO. DE MI, SE LLEVO UN PORTAZO SECO QUE MOVIÓ CALICHES... ANDUVE ERRANTE POR LAS CALLES ESTRECHAS Y ANCHAS, PISANDO HOJAS SECAS QUE NO CRUJÍAN... UNA TORMENTA DE AGOSTO, ME GOTEO EN LOS OJOS DEVOLVIENDOLES LA HUMEDAD PERDIDA... Y AL LLEGAR A CASA, ME DESCUBRI MAYOR... SERENA... CON LAS MANOS SOLAS Y LA BOCA SIN DESTINO..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada